Tuesday, 22 January 2008

SEGURIDAD - UNIDAD 5 Y 6

SEGURIDAD - UNIDAD 5 Y 6

UNIDAD 5 - Pantallas de visualización de datos y otras maquinas.

5.1 - Introducción.
Como consecuencia del desarrollo tecnológico, las PVD son una herramienta habitual en muchos puestos de trabajo o estudio, trabajadores o alumnos permanece muchas horas en ciertas posturas que pueden dañar su salud, por ejemplo lumbalgias, cervicalcias, tensiones musculares, fatiga visual, fatiga mental e incluso ciertas alteraciones psicológicas.
Hay que constatar que los problemas de salud derivados de PVD pueden ser de mayor gravedad cuanto mas tiempo tarden en aparecer, así pues es un error grave no prestar atención a las siguientes normas por el simple echo de que no aparezcan molestias en un principio.
5.2 - Normativa actual aconsejada.
5.2.1 - La iluminación.
La iluminación sera siempre a 90º, lateralmente y verticalmente.
En el caso de ventas, si no se puede conseguir deberá ponerse cortinas.
En el caso de lamparas de techo, deberán ponerse difusores.
Así mismo las lamparas de techo se colocaran al trasbalitlo con las filas de mesa.
La cantidad de luz ambiental debe estar entre 150-300 lux.
Atención a los reflejos de la mesa.

5.2.2 - Silla y teclado.
Se recomienda de 5 pastas, para que sea estable con ruedas de fácil desplazamiento.
El asiento debe ser flexible y regulable en altura, entre 38-48 cm del suelo.
Ancho de unos 40 cm.
Respaldo regulable de al-ante a atrás.
Se utilizaran uno reposa pies de varias posiciones.
El teclado móvil.
Las teclas en mate y de colores preferiblemente blancos.
La superficie de las teclas con-cavas.
Los caracteres gravados en negro o color oscuro.
La altura entre teclado y suelo entre 60 y 75 cm.
5.2.3 - La pantalla.
Pantalla móvil, al menos en rotación horizontal 90º, verticalmente en 15º y altura.
Deberá disponer de ajustes de brillos y contrastes y situar estos en los niveles normales.
Mantener la pantalla limpia de polvo y humos.
El porta documentos debe ser regulable colgado al lado de la pantalla a la misma altura y distancia de los ojos.
La distancia óptima es de unos 50 cm.
5.2.4 - El ruido y el calor ambiental.
El ruido provocado por impresoras y otros tipos de terminales deberá atenuarse, mediante carcasas, pantallas aislantes para evitar molestias como falta de atención o dificultad en la audición.
El ruido genera enfermedades.
El calor generado por los equipos deberá ser evacuado para evitar elevaciones de temperaturas ambiental que llega a ser molestias, sobretodo donde hay muchos equipos instalados, junto con el calor debe controlarse el nivel de humedad (relativa) ya que el tándem temperatura+humedad es el que pro-boca las molestias.

5.2.5 - Informar al trabajador.
El empresario tiene la obligación de informar a los trabajadores sobre los riesgos que conlleva el uso de PVD (sobre todo si es inadecuado) paralelamente deberá facilitar la formación necesaria para que el empleado nunca desconozca las características de su puesto de trabajo.
Debe concederse la mayor iniciativa posible al trabajador sobre el uso de aparatos informáticos permitiéndole que intervenga el auto control de su propia tarea y en la corrección de anomalías, además fomentara la participación en materias de seguridad, bien directamente o por medio de representantes.

5.2.6 - Control de la visión.
El empresario garantizara un seguimiento de la salud del trabajador que utiliza las PVD, en especial a lo que respecta la visión.
Este seguimiento debe empezar al principio de la visualización de las PVD.
Posteriormente se efectuara una revisión periódica según indiquen los criterios médicos.
Estas revisiones deberán repetirse, además en cualquier momento que aparezca algún trastorno y que se sospeche es consecuencia de este tipo de trabajo.

5.2.7 - Realizar pausas.
Es conveniente realizar pausas para contrarrestar los efectos nocivos de la fatiga física y mental.
La duración de las pausas deberá ser de unos 10 minutos por cada 100 minutos de trabajo.
En tareas con elevada carga informativa de 10 a 20 minutos por cada 2 hora de trabajo continuo (el doble).
Se recomienda o pueden dejarse a discreción del trabajador, en cualquier caso las tareas monótonas no deberían superar las 4:30 de trabajo efectivo en pantalla.
Por otro lado debemos tener en cuenta que el dejar de utilizar el ordenador no se considera una pausa para descansar, debemos cambiar de actividad, de lugar, incluso de ambiente.
5.2.8 - Ejercicios útiles para la relajación muscular.
Movemos los músculos sin prisa.
Es muy conveniente realizar ejercicios de relajación con la cabeza, los hombros, la espalda, la cintura, los brazos... para actuar así sobre la columna vertebral o la irritación sanguina de la musculatura.
A titulo de ejemplo del I.N.S.H.T se recomiendan los siguientes ejercicios.
Cabeza: Girar lentamente hacia la derecha y hacia la izquierda.
Hombros: De pie con los brazos caídos, subir y bajar los hombros lentamente y a la vez.
Brazos: También de pie con los brazos caídos sobre el pecho, los codos flexionados, un antebrazo sobre el otro, desplazar al máximo los codos hacia atrás y notaremos como estiran los músculos del pecho y se contraen los de la espalda.
Espalda: Sentados en una silla sin apoya brazos, llevar las manos a la nuca, los codos hacia los laterales del tronco y flexionar hacia un lado la cintura hacia el lado derecho como si fuéramos a cojer algo del suelo y repetir hacia el lado izquierdo.


UNIDAD 6 - Orden y limpieza.

6.1 - Introducción.
En cualquier tipo de actividad laboral que se precise un grado de seguridad aceptable, es imprescindible mantener el orden y la limpieza.
Un elevado numero de caídas o golpes son de-vidas a suciedad y desorden respectivamente, además la suciedad puede ser causa de mal salud laboral y de mal funcionamiento en las maquinas que pueden desembocar en un accidente.
En esta unidad estudiaremos la importancia del orden y la limpieza al tiempo que analizaremos las directrices para establecer primero y mantener después el orden y limpieza necesarios.

6.2 - Directrices o normas básicas.
Podríamos agruparlas en los cuatro puntos siguientes.
a) Tirar todo lo inservible y clasificar y guardar lo útil y necesario.
b) Preparar los medios necesarios para guardar los materiales.
c) Evitar ensuciar y no sera necesario limpiar.
d) Establecer normas que favorezcan el orden y la limpieza.

6.2.1 - Clasificación de materiales.
En primer lugar los materiales los separamos en útiles o inservibles.
Para ello se realizaran limpiezas generales como mínimo semanalmente.
Todo material inservible sera desechado depositan dolo en contenedores adecuados.
Deberá prestarse especial atención al tipo de desecho o de residuo por el riesgo que pueda suponer posteriormente, mercurio, pilas o baterías de cualquier tipo, las maderas con clavos o tachuelas, vidrios, medicamentos, explosivos...

6.2.2 - Eliminar la suciedad.
Como mínimo se realizara una limpieza diaria en los locales de uso habitual, se eliminara la suciedad y los restos de materiales inservibles se depositaran en recipientes adecuados. Prestar atención a los productos infamables. Colocar los recipientes bien tapados con una etiqueta de advertencia e su peligrosidad.
La suciedad del suelo ocasionada por aceite, gel o incluso agua deberá ser eliminada inmediatamente.

6.2.3 - Controlar las causas
Deberemos estudiar y encontrar las causas que contribuyen a que materiales y residuos se acumulen. Aplicaremos soluciones para eleminarlos o al menos controlarlos. Ya que de lo contrario todas las demás normas anteriores podrían exigir un tiempo excesivo de otra parte improductivo.

6.2.4 - Organizar las herramientas.
Las herramientas deberán organizarse o bien en tableros murales, o en cajas portátiles. La clasificación permitirá tanto la localización rápida como la devolución fácil e inequívoca de cada herramienta. Hay que evitar almacenar materiales en tableros y cajas, en especial los aceites, pinturas, bebidas... ya que al derramarse pueden ensuciar y causar mal funcionamiento con riesgo de accidente.

6.2.5 - Un sitio lógico para cada cosa.
Que haya un sitio para cada cosa y a su vez que cada cosa este en su sitio es una nueva máxima para conseguir orden y limpieza.
Tanto herramientas como materiales se deben guardar pensando en quien, como, y cuando las va a necesitar, es decir, su emplazamiento tendrá lógica suficiente para una localización rápida y mínimo desplazamiento.

6.2.6 - Señalizar las áreas de trabajo.
En todo lugar de trabajo son necearías dos zonas o áreas: La de trabajo y la de paso. Se deben de limitar perfectamente cada una de ellas. Para ello se pintan bandas normalizadas de diferentes colores, varios en el suelo, además se incluirán cartas de advertencia en lugares especialmente peligrosos.

6.2.7 - Limpieza periódica de los materiales y locales.
Los locales de trabajo incluyendo ventanas, puertas y maquinas, deberán limpiarse diariamente y siempre que sea posible fuera de las horas de trabajo. Se prestara especial atención a las ventanas y tragaluces para que no reduzca la luz natural que por ellas pueda entrar, las superficies de trabajo constante o de transito frecuente deberán ser facilmente lavables.
No usar disolventes inflamables, ni produtos corrosivos, ya que en ningún caso una operación de limpieza debe suponer un peligro. Ojo al sal-fuman, ojo a la gasolina, ojo al disolvente universal.

6.2.8 - Implicar al operario.
Debemos sensiviliar a cada operario en la importancia que tiene su actitud en el mantenimiento de la limpieza de su puesto de trabajo, pues el es el primer beneficiado. Es muy importante que el operario controle aquellos puntos que generan la suciedad.
En consecuencia le facilitaremos los medios necesarios:
Contenedores, papeleras, material de limpieza, aspiradores, propulsores.

6.2.9 - El estacionamiento de los materiales.
Una causa muy frecuente de accidentes esta provocada directa o indirectamente por la presencia de materiales u otros enseres en la zona de transito de los operarios. No apilaremos materiales como cajas, contenedores, embalaje en áreas de paso o de trabajo. Además retiraremos todos aquellos objetos que por cualquier causa hayan llegado a estos lugares obstruyendo el paso. Combiene pintar bandas blancas o amarillas en el suelo para definir claramente cuales son los espacios destinados para el trafico.

6.2.10 - Facilitar la colaboración de los colaboradores en materia de orden y limpieza.
La empresa no deberá poner obstáculos ante las iniciativas que planteen los trabajadores, todo lo contrario deberá fomentar la comunicación y la participación de estos con el fin de mejorar la limpieza y el orden en el centro de trabajo.
Así mismo la empresa debe favorecen la creación de nuevos habitos de trabajo responsabilizando individualmente, tanto a mandos intermedios, como a trabajadores en los asuntos relativos al orden y a la limpieza.
6.2.11 - La normalización
Deberemos seguir los siguientes pasos:
  1. En una primera fase es muy importante sensibilizar a las personas implicadas en un trabajo, de la importancia que tiene el orden y la limpieza dado que el fruto obtenido en primer lugar es para ellos.
  2. A continuación normalizar, es decir, deberán fijarse normas concretas, aportar los medios necesarios.
  3. Finalmente comprobar (efectuar un control periódicamente) que se esta cumpliendo todo lo previsto en un principio.